Excesivo bacon y cocinar pollo sin piel aumenta el riesgo de cáncer de vesícula biliar

Consumir bacon de forma muy frecuente puede no ser saludable. Cocinar pollo sin piel, tampoco.

Ello es lo que se deduce de un estudio realizado en la prestigiosa Universidad de Harvard  y publicado hace escasos días. Los científicos descubrieron en este trabajo, tras analizar unos 130,000 hombres y mujeres, que los individuos que ingirieron bacon con una frecuencia mayor a 5 veces por semana durante 22 años tenían un 60% más de probabilidades de padecer cáncer de vesícula biliar. Curiosamente, los que consumían pollo cocinado sin piel con la misma frecuencia, presentaban un 52% más de posibilidades de padecer cáncer de vesícula.

Los científicos explican que el pollo cocinado sin piel libera más aminas heterocíclicas, potentes compuestos cancerígenos que se forman cuando se cocinan alimentos ricos en proteínas. Parece ser que la piel atenúa dicha liberación de aminas heterocíclicas. El bacon, al no poseer piel, libera aminas heterocíclicas, con todas sus consecuencias para la salud humana.

Consecuentemente, siempre que se cocine carne y si se hace con mucha frecuencia, mejor con piel. Tras su preparación se puede eliminar y degustar la carne con todo su sabor.

Related Posts with Thumbnails

Post to Twitter Post to Facebook

Deje una respuesta

Puede usar estos tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.